Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

¿Sabías que el sexo te engancha, aunque no sea a la persona adecuada?

¿Sabías que el sexo te engancha, aunque no sea a la persona adecuada?

 

¿Te ha pasado alguna vez saber que el hombre con el que estás no te conviene, pero no puedes evitar verlo, otra vez?

¿Nunca te has planteado qué es lo que te mantiene al lado de una persona que no te da lo que realmente buscas?

En este artículo espero que puedas comprender que apartarte de quien no te conviene, no es sólo cuestión de voluntad, sino que a veces se hace difícil por un tema hormonal.

Pero que sea difícil, no signfica que sea imposible.

Y entendiendo mejor lo que te sucede, te será más fácil poner remedio.

  • Si quieres escuchar este artículo puedes hacerlo pinchando en “reproducir”

El poder de las hormonas

Según nos cuenta Louann Brizendine en su libro El cerebro femenino, el sexo te engancha y eso es algo hormonal.

La oxitocina es una hormona que ayuda al cerebro a establecer relaciones afectivas duraderas.

Durante la relación sexual se va liberando esta hormona, por lo que se incrementa el vínculo con la persona con la que estás teniendo la relación sexual.

Y al llegar al orgasmo, aumenta tu nivel de oxitocina.

Esto provoca dos efectos:

  1. Sentirte “enamorada” (hormonalmente hablando),  de la persona con la que has tenido la relación sexual
  2. Quedarte con ganas de volver a tener ese chute de oxitocina, que tú lo interpretas como “ganas de volverlo a ver”

Está claro que estos efectos se pasan en un par de días, pero es suficiente el recuerdo del placer obtenido para confundirte y pensar que es “esa persona” la adecuada para ti.

El Sexo no es Amor

El cerebro del hombre y de la mujer está estructurado de manera distinta.

sexo en el hombre y la mujer

Louann nos cuenta que, el área del cerebro del hombre destinada al sexo, es mucho mayor que la del cerebro de la mujer.

Y mientras una mujer que “repite” con un hombre una relación sexual, puede “interpretar” que, en esa relación “hay algo más” que sexo, para un hombre, puede ser simplemente SEXO.

No hay nada de malo en tener sexo, pero es importante no confundirlo.

Sobre todo, porque si ya es difícil encontrar a alguien que comparta tus valores y con quien formalizar una relación, imagínate si el sexo te engancha a la persona equivocada.

Sabes que no te conviene, sabes que no es lo que quieres de una relación, pero si el sexo es bueno, te auto-engañarás con mil excusas para volverlo a ver.

Y es que renunciar a un chute de oxitocina, parece no ser nada fácil.

Incluso puede convertirse en una adicción…

adicción sexual

…que te encadena.

¿Qué hacer cuando el sexo te engancha a la persona inadecuada?

Si eres capaz de disfrutar del buen sexo sin más, enhorabuena, ¡disfruta lo que puedas!

Pero, si después de la relación sexual te apetece que se quede a dormir, desayunar juntos al día siguiente, compartir otras cosas y no sólo sexuales, y eso, NO se da…

Has de pararlo, antes de que te hagas daño a ti misma.

Aquí te dejo algunas ideas que pueden ayudarte:

1. Pide ayuda a tu mente analítica

No puedes dejar que las hormonas controlen tu vida.

Si el sexo te engancha a una persona que no te conviene, tienes que auto-convencerte de los motivos para alejarte de esa persona.

Tienes que contrarrestar los ventajas del enganche sexual con las desventajas de estar al lado de la persona equivocada.

2. Valora el tipo de relación que quieres en tu vida

Si tú buscas una pareja, pero sigues acostándote con el que no te la da, le estás quitando el tiempo y la energía que se necesita, para encontrar aquella persona que te dé, lo que tú quieres.

Haz una lista de las características de tu pareja ideal, e incluye en tus deseos una buena conexión sexual entre ambos.

Se puede tener sexo y amor a la vez.

Y desde mi punto de vista, la combinación de ambos, supera con creces el buen sexo que se queda sólo en eso.

3. Acepta el dolor

cambiar

Si buscas una relación amorosa y, después de un tiempo tu relación sexual no pasa a una relación de pareja, hay un duelo.

  • Un duelo, porque esa persona no busca lo que tú.
  • Un duelo, porque es otra relación que no alcanza tu objetivo.
  • Un duelo, por la frustración de no conseguir lo que quieres.

Y ese duelo hay que pasarlo, hay que llorarlo y hay que superarlo.

Porque no puedes abrir otra puerta, hasta que no cierres la que tienes abierta ahora.

Y no la dejes entornada, hay que cerrarla del todo.


4. Pon distancia

Si el sexo te engancha a una persona que no te conviene, NO puedes permitirte el lujo de estar cerca de ella.

Porque la atracción sexual se dispararía y al final, acabarías haciendo aquello que pretendes evitar.

Para que tu corazón no sufra, es mejor evitar la tentación.

5. Focalízate en lo que SÍ quieres en tu vida

Si no ha llegado la persona adecuada a tu vida, utiliza ese tiempo para dedicarlo a esos otros sueños y objetivos que también son importantes para ti.

Quizá es el momento de hacer aquel curso que siempre querías.

O de apuntarte a algún grupo que comparta algún hobbie que te interese.

El caso es NO centrar tu vida en “la pareja” o “lo que te falta”, porque estoy segura de que tienes muchas cosas que agradecer y de las que quieres seguir disfrutando.

Pues céntrate en esas cosas.

La pareja es, simplemente, una parte más de tu vida.

NO es el TODO.

 

Resumiendo, si el sexo te engancha a una persona que no te conviene, que no te da lo que quieres o que, incluso te hace daño, es el momento de luchar contra tus hormonas y tomar las decisiones que hagan falta, para ser tú quien controle tu vida.

Si te ha gustado este post, sé generosa y comparte.

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

Leave a Comment

+ 41 = 44