Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

¿Qué hacer ante la impotencia sexual en el hombre?

¿Qué hacer ante la impotencia sexual en el hombre?

¿Tienes la certeza de que va a suceder o sólo miedo a que suceda?

¿La impotencia sexual en el hombre sucede siempre o sólo de manera puntual?

Igual que las mujeres, los hombres también pueden tener dificultades en su relación sexual.

Un aspecto positivo que existe entre las mujeres, es que hablan y comparten muchas de sus inquietudes, consiguiendo de esta manera apoyo e ideas que pueden ayudarlas.

A los hombres les cuesta más compartir sus problemas, por lo que la pareja puede ser un buen pilar para comentar tus inquietudes, a la hora de tener relaciones.

Causas de la impotencia sexual en el hombre

Las causas pueden ser muchas:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Preocupación excesiva
  • Dificultad para relajarse
  • Miedo al fracaso
  • Miedo a “no dar la talla”
  • Inseguridad
  • Certeza de que “va a suceder”
  • Obsesión
  • Etc.

Pero aunque conocer la causa puede ayudar a comprender mejor la situación, no lo soluciona.

Desde la Terapia Breve Estratégica se utilizan estrategias orientadas a la solución, para superar el problema, en el menor tiempo posible.

Pongámonos en situación

Imagina que estás pasando un buen rato con tu pareja, estáis los dos excitados, y justo en el momento de consumar el acto sexual, aparece la impotencia en el hombre.

juegos eróticos

Lo habitual en estos casos es: el hombre se siente frustrado, la mujer no sabe qué hacer para ayudarlo, y aquí se acaba el juego.

También puede ser que durante los preliminares, el pene no se ponga erecto.

En estos casos, entonces, se suele evitar las relaciones sexuales

Pero déjame que te lo plantee desde otro lugar:

Si la impotencia sexual en el hombre es capaz de quitaros el “buen rollo” que había entre vosotros, me gustaría que me contestarais a algunas preguntas:

¿Es la penetración “lo más” importante de una relación sexual?

¿Es “obligatorio” tener que hacer el amor?

¿Es imprescindible tener que llegar al orgasmo?

¿Es necesario un pene erecto para disfrutar?

¿Cómo “la impotencia” puede tener tanta fuerza como para acabar con el contacto sexual?

¿Quién le da tanta importancia?

Tratamiento de la disfunción eréctil (impotencia sexual)

Lo primero que tenemos que descartar, por supuesto, es que exista cualquier aspecto físico o biológico que esté provocando los problemas de erección.

Algunos medicamentos pueden provocarla como efecto secundario, por lo que siempre, como primera opción, se ha de consultar con un médico especialista.

Y, a partir de ahí, veamos qué podemos hacer ante la impotencia en el hombre:

1. No permitas que la impotencia os corte el rollo.

Si es un problema que se ha alargado en el tiempo, ambos sabéis lo que puede pasar, por lo que, podéis integrarlo como una parte más del juego.

Y hasta os diría más: jugar a provocarlo.

Aceptarlo como una cosa más, pero seguir con vuestros juegos, sin más.

 2. Cambia tu objetivo de “llegar al orgasmo” por “disfrutar del máximo placer”

Suena bien, ¿verdad?

disfrutar de la relación sexual

¿Quién de los dos es capaz de dar más placer al otro sin llegar al clímax?

Ese es un buen reto.

Estamos bombardeados de ideas sobre cómo tienen que ser las relaciones sexuales, dónde tienen que acabar y qué tenemos que conseguir, pero ¿quién dicta las normas?

Solamente tú y él o ella podéis elegir aquello que queráis y que os haga sentir bien.

Los libros pueden daros muchas ideas de juegos eróticos, enfocados a daros placer mutuamente y a disfrutar de vuestra sexualidad.

3. NO evites el encuentro sexual

Independientemente de que la impotencia sexual en el hombre aparezca de manera puntual, desde el inicio o justo en el momento de la penetración, no es motivo suficiente para no iniciar un encuentro sexual con tu pareja.

Porque cada vez que evitas, haces más grande el problema, pues refuerzas tu creencia de que: “para qué intentarlo, si ya sé que voy a fracasar”.

Pues sí, hay que intentarlo, hay que evitar hacer grande esa pequeña parte que, si no le das tanta importancia y te relajas, lo superarás.

Así que, ya lo sabes, ¡a practicar!

4. Prohibida la penetración (durante un tiempo)

Cuando los problemas de erección han tomado ya su protagonismo, y han conseguido que las parejas eviten o abandonen las relaciones sexuales, una estrategia para reducir la  presión en el hombre y en la pareja es “prohibir” por un tiempo la penetración.

Podéis acordar el tiempo con la pareja. Lo importante es reducir la ansiedad que pueda provocarte el hecho de “tener que” hacer el amor.

Una vez sin presión, os podéis dedicar a los puntos señalados anteriormente, sobre todo, al de conseguir daros placer de muchas otras maneras.

 

La impotencia sexual en el hombre es algo que se puede solucionar, pero hay que seguir los pasos adecuados.

Buscar ayuda profesional durante un tiempo breve, puede ser el empujón que necesitéis para poneros en el camino correcto y utilizar las estrategias adecuadas.

Si queréis más información sobre mi forma de trabajar de manera online la Terapia de pareja, no dudéis en contactarme, la primera sesión es gratuita.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

Leave a Comment

22 + = 24