Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Si quieres que te traten bien, deja de actuar como bisutería barata

Si quieres que te traten bien, deja de actuar como bisutería barata

Si quieres que te traten bien, tienes que actuar como una joya y no como bisutería barata.

Es una metáfora muy clara.

Y, a veces, muy difícil de llevar a cabo.

Principalmente, porque no nos damos cuenta de que actuamos como “bisutería”.

Y ¿qué significa actuar como bisutería barata?

  • Significa, no valorarse por lo que una es.
  • Significa, dejar que el resto te trate mal.
  • Significa, ponerte a ti en el último lugar.
  • Significa, aceptar todo por gustar o quedar bien con los demás.
  • Significa, a fin de cuentas, que no estás actuando como lo que eres:

si quieres que te traten bien_1

Una joya preciosa y valiosa.

Ah, ¿Qué no te lo crees?

Hum, voy a tener que ponerme muy seria contigo.

Si quieres que te traten bien, has de empezar por hacerlo tú misma.

¿Cómo va alguien a mirar lo bonita que eres, si cuando te miras al espejo no ves la joya?

¿Te has mirado alguna vez fijamente a tus ojos?

¿En serio que no ves la joya que hay ahí detrás de tu mirada?

No me lo creo.

Si no lo ves, será porque no has aprendido a mirar.

Será, quizá, porque tienes a tu tirano mental sin domesticar.

O, ¿acaso nunca te miras fijamente a los ojos en el espejo?

Para un momento de leer.

¿Tienes algún espejo cerca?

Te voy a proponer un pequeño ejercicio:

Coge el móvil y pon la alarma para que suene en 2 minutos.

Una vez la tienes puesta, ponte delante del espejo

Tienes que situarte a una distancia bastante cerca del espejo.  Tu cara debe quedar a unos 10 cm.  (Con un palmo abierto, el dedo meñique que toque al espejo y el pulgar a tu cara). 

Una vez colocada a esta distancia, has de mantener fija la mirada a tus ojos.  Haz una respiración profunda, y relaja los hombros.  Haz otra respiración profunda, y relaja el cuerpo.

tratar bien

Es probable que tu mirada se focalice en un ojo, pero puedes ir cambiando el foco de atención, de un ojo a otro. 

Es posible, que tu mirada se desvíe hacia las pestañas, la forma de los ojos, las cejas, las arrugas, los granitos…no pasa nada.  En cuanto te des cuenta, vuelve a centrarte en los ojos otra vez.

Si nunca has hecho este ejercicio, puede que te cueste un poco mantener la mirada, pero tienes que insistir.

Y, una vez consigues mantener fija la mirada, no has de mirar el ojo en sí, ni el color, ni la forma…tienes que intentar mirar hacia “el interior”. 

Como si, a través de tu mirada, pudieras ver tu alma, tu ser, tu persona.  Como si, detrás de esa mirada, pudieras encontrarte con esa otra “tu”.

Y con esta profundidad en la mirada, quiero que busques ahí tu joya, esa joya que eres.

Venga, vamos.

Yo lo haré también.  Así será un ejercicio que hagamos juntas.

¿Qué tal ha ido la experiencia?

Bueno, yo hacía tiempo que no lo hacía y, siempre es agradable reencontrarme conmigo misma.

¿Qué clase de pensamientos te venían: constructivos hacia tu persona o destructivos?

¿Cómo te has sentido?

¿Has podido verte como la joya que eres?

Si no lo has conseguido, vas a tener que seguir haciendo este ejercicio hasta que lo consigas, porque, si quieres que te traten bien, tienes que ver la joya que eres, y actuar como tal. 

Si no lo haces, estarás vendiéndote por cuatro duros.

si quieres que te traten bien_3

Hay un libro que leí hace tiempo, pero que su lectura te iría muy bien, pues tiene mucho que ver con todo lo que te digo.

Se titula: La reina que dio calabazas al caballero de la armadura oxidada, de Rosetta Forner.

Es verdad que está más enfocado a las relaciones entre hombres y mueres, pero es muy bueno.  Te explica cómo convertirse en una reina (o una joya), y tener el coraje de actuar como tal.

Porque sólo siendo joya (o reina), podrás relacionarte con otros reyes u otras reinas, que sabrán apreciar el valor que posees.

Y otra reflexión:

Si no estás muy acostumbrada a actuar como joya…tendrás que empezar a pensar:

Si yo fuera una joya (que lo eres, pero bueno, para empezar a practicar), ¿cómo caminaría?

¿Cómo hablaría?

¿Cómo me vestiría?

Cómo me sentiría?

¿Qué pensaría?

Una vez lo tienes claro en la mente, has de practicar y, un poco de teatro contigo misma, te puede ir muy bien.

 De hecho, a veces, tenemos que empezar a actuar “como si”, para poder cambiar algunas creencias.

Como joya que eres, hay ciertos comportamientos que no tienes que aguantar.

Sobre todo, aquellos en los que no te tratan como mereces.

Y aún te diré más.

Si cambiando tu comportamiento y actuando como joya, te encuentras con personas que siguen tratándote como bisutería barata…apártate de su camino.

Porque puedo entender que, si tú te tratas mal a ti misma y te comportas como bisutería barata, el resto te trate así, porque es lo que tú les vendes.

Pero si quieres que te traten bien y te comportas como la joya que eres, entonces, nadie que no sepa ver tu valor, merece estar a tu lado.

Porque sólo vale la pena estar con personas capaces de ver tu brillo.

¡No lo olvides!

Ya sé que no es fácil.  Lo sé.  Pero siempre tiene que haber un primer paso, hacia esa dirección.

Y, si te cuesta mucho encontrarlo, siempre puedes contar conmigo para ayudarte.

Hasta luego, ¡joyita!

 

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

3 comments:

  1. luna

    Hola mypsicóloga,

    Muchas gracias por tus valiosos consejos, lo he probado, es raro mirarte tan de cerca y descubrir esa nueva yo, lo que hay detrás de mi, me cuesta reconocerme desde la profundidad no he visto joya pero me han venido pensamientos desde el interior que creo que son los que hay que escuchar los de la intuición. Me ha gustado mucho hacer el ejercicio.

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Hola Luna,

      Gracias por comentar y por compartir tu experiencia, al realizar el ejercicio. Si nunca has hecho este tipo de ejercicios, es difícil encontrar “la joya” la primera vez, pero como tú dices, te da la oportunidad de escuchar tus más profundos pensamientos, tu intuición y ellos, te guiarán hasta tu joya.

      Reply

Leave a Comment

78 - 68 =