Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Cómo dejar de depender del otro

Cómo dejar de depender del otro

¿A ti también te ha pasado sentir que no puedes vivir sin “esa persona” determinada?

Ahora también puedes escuchar este artículo clicando en “Reproducir”:

Dejar de depender del otro, puede ser difícil.

Y no me refiero a tus padres o herman@s.

Hablo de esa amistad o pareja por la que te dejas la piel por tal de mantenerla a tu lado.

Déjame decirte que no hay nada malo en depender de otra persona, todos dependemos de todos.

El problema viene cuando la dependencia se vuelve tan grande que te olvidas de ti y de lo que tú quieres.

Entonces, sin darte cuenta, te abandonas a ti para dedicarte 100% al otro.

Cuando la relación NO es equilibrada

Tengo una hermana que es 7 años mayor que yo, por lo que casi podría decirte que durante mi infancia y adolescencia, me sentía hija única porque no podía compartir mucho con mi hermana.

Así que a los 13 años, “adopté” a una amiga como hermana.

Recuerdo estar siempre disponible para ella, hacer lo que ella quería, acompañarla donde ella proponía y quererla con locura.

Para mí éramos uña y carne.

Yo era siempre su coartada cuando ella quería quedar con un chico y siempre daba la cara por ella.

Llegó un momento en que ya sólo la tenía a ella como amiga.

Ella lo era TODO para mí.

Mi amiga solía salir con muchos chicos y yo solía hacer de “vela” a menudo por ella.

Pero estaba tan “ciega” que no me daba cuenta de que mi relación no era correspondida.

A los 16 años me enamoré de un chico locamente.

Por supuesto, mi amiga era mi confidente.  Le explicaba cuando lo veía, si me miraba, si hablábamos…

¿Sabes cuál fue mi sorpresa?

Que mi “amiga” se puso a salir con él.

Y no sólo quería que yo aceptara su relación, sino que además quería que le continuara haciendo de “vela”.

Nunca antes me había sentido traicionada de esa manera.

Hoy, te puedo decir que  yo dependía emocionalmente de esa persona.

Pues no era una relación recíproca.

Otro momento de mi vida en que he sentido esa dependencia por otra persona fue a los 29 años.

Tuve una relación de pareja muy bonita durante los 2 primeros años, pero luego algo cambió.

La relación se desequilibró y cuanto menos dependía él de mí, más dependía yo de él.

Fue un proceso largo y doloroso y llego un momento en que sólo sentía dolor, pero me sentía incapaz de dejarlo.

Dependía totalmente de lo POCO que me daba.

 ¿Cómo se llega a la dependencia emocional?

Yo creo que para ser dependiente emocionalmente se han de dar varios factores:

  • Falta de cariño
  • Poco auto-apoyo
  • Falta de confianza en una misma
  • Etc.

Pero sobre todo,estar con una persona que no le da importancia a lo que tu quieres o necesitas y sin embargo, tú darle todo el valor al otro y sin darte cuenta, quitártelo a ti.

Te puedo decir que, en mi caso, yo no me di cuenta.

Sólo llegó un momento en que me sentí incapaz de vivir sin el otro.

¿Es posible no depender emocionalmente de los demás?

  • ¿Crees que NECESITAS de verdad al otro?
  • ¿Estás segura de ello?
  • ¿Cuánto te apuestas a que puedes vivir SIN el otr@?

Esto me costó lo mío, pero finalmente, lo aprendí.

Aunque fue un duro y largo proceso.

Dejar de depender de los demás implica un cambio interno por tu parte.

Piensa que estás condicionada para depender de los demás.

¿Cuántas veces has escuchado en las canciones, películas o libros eso de “sin ti no soy nada” o “no puedo vivir sin ti”?

Muchas, ¿verdad?

La repetición de una idea, aunque sea falsa, durante un número elevado de veces y un tiempo determinado, hace que esa idea se convierta en creencia.

Y esta creencia de “no puedo vivir sin el otro” es una media verdad o una media mentira, según como se mire.

Somos seres sociales, necesitamos de los demás y esto es la parte verdadera.

Sin embargo, no necesitamos de “una persona determinada”, esa es la mentira.

Está claro que esto se aplica a los adultos.

Los niños, necesitan de ambos padres o personas adultas que les cuiden y les quieran.  Ellos no pueden elegir.

Pero como adultos…¡eh! Ahí la cosa cambia.

Tú no necesitas de una persona en concreto.

Pero sí necesitas tenerte a ti.

Relaciones de dependencia emocional

Una relación de dependencia es aquella que te mantiene “enganchada” emocionalmente, a una persona que NO te da lo que quieres.

O, en otras palabras, que no te conviene o te hace daño emocionalmente.

Si tú necesitas amor y recuerda que eso es lo normal, pero estás con una persona que  “a veces” te da amor, y otras te lo quita, al cabo de un tiempo, empiezas a pensar que:

  • Eso es lo normal
  • Al menos tienes “algo” de amor
  • Al menos tienes una relación
  • Al menos no estás sola
  • Al menos alguien te quiere (o eso es lo que tú te crees…)

Excusas que te pones, auto-engaños que te haces para convencerte de seguir al lado de quien NO te satisface.

¿Cómo dejar de depender de los demás?

Trataré de darte algunos consejos que pueden ayudarte:

1. Cambia el foco

Si hasta ahora te has enfocado en el otro, mirando qué quiere, qué necesita y adaptándote constantemente a él o ella.

Empieza a mirarte a ti, unque lo hagas de manera gradual.

Es decir, deja de depender del otro y aprende a depender de ti.

Lo que significa que, si tienes una necesidad y el otro de quien dependes no te la satisface, recoge tu necesidad, y busca la manera de satisfacerla tú.

Te pondré un ejemplo:

Hace años leí un libro de Jorge Bucay que se titula “El camino hacia la auto-dependencia”.

En este libro, él explica que cuando tú tienes una necesidad, en vez de querer que tu pareja, tu amiga, tu relación…te la solucione, la puedes llevar contigo.

Por ejemplo:

Si tú necesitas un abrazo, se lo puedes pedir a tu amiga María.  Si ésta está ocupada y no te lo puede dar, quizá le puedes preguntar a tu otro amigo Fernando.

Si resulta que Fernando tampoco puede, pues podrías preguntarle a tu pareja, a tu madre o a quien tú creas que te puede dar eso que tú necesitas.

La idea es que no te quedes esperando una eternidad a que María, Fernando, tu pareja o el otro tenga o decida tener tiempo para ti, sino que mantengas esa necesidad contigo hasta que encuentres aquella persona, cosa o situación con la que puedas satisfacerla.

¿Lo entiendes?

La persona responsable de satisfacer tu necesidad, eres TÚ MISMA.

Por eso dependes de TI.

Si consigues hacer este cambio de foco, dejarás de depender del otro.

2. Créate una nueva red de apoyo

apoyo emocional

Imagina que llevas mucho tiempo caminando con muletas porque hace tiempo tuviste un percance, y el médico te las recetó.

Ha pasado tiempo, te has acostumbrado a caminar con muletas y hasta te has llegado a sentir cómoda con ellas.

Yo sé que tú no necesitas más esas muletas, pues tu pierna ya está bien.

En el fondo, tú también lo sabes, pero llevas tanto tiempo con las muletas, que ya no te acuerdas de cómo se camina sin ellas.

Si yo mañana cojo y te quito las muletas de golpe, puede que te caigas.

Puede que no sepas caminar sin ellas.

Y pienses que realmente las necesitas o incluso que nunca más podrás caminar sin ellas.

Por eso, lo que te estoy diciendo es que ANTES de poder caminar sin esa persona de la que dependes, tendrás que buscarte otras personas, situaciones o cosas, en las que te puedas apoyar, para aprender a caminar sin muletas.

¿Me sigues?

Quizá el siguiente paso a dejar la muleta puede ser que tengas localizados algunos asientos donde descansar cuando vayas sin ellas.

Pero has de buscar esos puntos de apoyo.

Para crearte esa red que te sostenga, cuando lo necesites.

Así que empieza a:

  • Pedir ayuda a las personas que ya conoces
  • Relacionate con gente nueva
  • Busca actividades que te gusten y que no necesites a nadie más que a ti para realizarlas, por ejemplo, leer, pasear, patinar, cantar, bailar, hacer deporte…
  • Empieza también a ir a sitios nuevos, donde puedas tener otro tipo de experiencias y quizá también, conocer a otras personas.

Al cabo de un tiempo, si haces todo esto, tu vida y tus recursos se ampliarán.

Y será entonces, cuando te sientas con la fuerza necesaria para EMPEZAR a caminar hacia otro lado.

3. Actúa

Este es el paso más difícil, pero el más importante.

Si te enfocas en ti y buscas una red de apoyo, tendrás que empezar a caminar.

Ya sabes que puedes, pero aún así, cuesta.

Porque puede que en el camino, pierdas a esa persona que tanto desearías que se viniera contigo.

Y lo más probable es que no venga, así que tendrás que hacer tu duelo.

Y decir adiós a ese tipo de relación que, aunque no te dio lo que tú querías, sí hubieron buenos momentos.

4. Si sola no puedes, busca ayuda

Yo tuve que buscar ayuda profesional, porque no era capaz de dar el paso sola.

Prométeme que serás honesta contigo.

Y si ves que no puedes sola, buscarás ayuda.

Sólo si dejas atrás lo que no te da lo que quieres, te darás la oportunidad de conseguir aquella relación que sí te lo dé.

Como siempre, estas cosas son más fáciles de decir que de hacer.

Pero si yo fui capaz de dejar de depender del otro, tú también puedes.

Así que, ¿a qué estás esperando para focalizarte en ti?

Si quieres puedes dejar tus avances en el tema en la sección de comentarios, para poder animar a otras personas a seguir tus pasos.

 

 

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

8 comments:

  1. Maria

    Leí todo el artículo y me pareció muy explicativo y fácil de aplicar o hacer, yo vivo una relación de dependencia de más de 20 años, y no sé si en mi caso ya es muy tarde , no sé si estoy muy dañada, porq siento q hacer estas recomendaciones sólo pensarlo o imaginarme separarme me descontrola

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Hola Maria, como dice el refrán “nunca es tarde si la dicha es buena”. No te plantees hacer un gran cambio, empieza por algo pequeño, algo que sí puedas cambiar en tu comportamiento, en el foco de tu atención, priorízate en algunas cosas, etc. No te has de plantear el separarte si eso te descontrola, pero sí quizá hacer algo pequeño de manera diferente. Muchos ánimos.

      Reply
  2. ignacia

    Hola muy buena pagina y yo tambien estoy en el proceso de dejar de depender de mi ex novio hace una semana que me termino y se me hace muy difcil acostumbrarme me angustio mucho, necesito ayuda

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Hola Ignacia, gracias por comentar. Como bien dices, estás en el “proceso”. Dejar de depender del otro no sucede de la noche a la mañana, ni en una semana. Se necesita tiempo para crearse nuevos hábitos, para empezar a hacer otras cosas y, en definitiva, para pasar tu duelo. Así que tómatelo con calma, permítete cualquier sentimiento que te surja y recuérdate a menudo que “todo pasará”. Ánimos.

      Reply
  3. Jokssan

    Hola, ley todo, y la verdad dependo mucho de otra persona, y quiero salir adelante yo mismo, quiero dejar este miedo que tengo, pero me cuesta, siento que voy a fracasar o algo por el estilo.. necesito ayuda, un saludo.

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Hola Jokssan, gracias por comentar. Claro que cuesta, claro que da miedo y aún con tu miedo y costando, es cuestión de empezar a dar pequeños pasitos. Si ahora mismo dependes de la otra persona para 100 cosas, pues elige una en la que no dependas de ella y puedas depender de ti. Empieza por algo pequeño y luego elige otra y así, con el tiempo, llegará un día en que te sentirás con fuerza para dar el salto y caminar sin muletas. Un saludo.

      Reply
  4. pablo miranda

    interesante. a mi me ha pasado lo de depender del otro. estoy buscando como salir adelante.

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Hola Pablo, gracias por comentar y por tu testimonio. Realmente, es algo que nos pasa a muchos y a veces, ni siquiera somos consciente de ello. Si tú lo ves, ya tienes la mitad del camino recorrido. Ahora sólo te falta paciencia y acciones que te llevarán a poder caminar tu propio camino. Un saludo.

      Reply

Leave a Comment

25 - 17 =