Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Tienes que dar sin esperar recibir nada a cambio, ¿en serio?

Tienes que dar sin esperar recibir nada a cambio, ¿en serio?

¿Cuántas veces has escuchado esta frase?

tienes que dar sin esperar recibir nada a cambio

  • Si quieres escuchar este artículo, ahora puedes hacerlo clicando en “Reproducir”

Mi madre todavía me la sigue repitiendo.

Y, aunque esta frase pueda tener una parte de verdad, hoy te quiero explicar la parte que tiene de mentira.

Al menos, desde mi punto de vista.

Primero de todo has de aprender a diferenciar entre las cosas que tú haces porque tú quieres y te hacen sentir bien, independientemente de que recibas algo a cambio o no.

Y esas otras relaciones cercanas, en donde lo que buscas es una relación recíproca.

Desengáñate

Si realmente, te tomas al pie de la letra lo que la frase dice, puede que tengas más de un desengaño.

Imagínate,

dar sin esperar recibir nada a cambio

¿Qué haría una persona que considera esta frase como una verdad incuestionable, y que tiene una persona a su lado, que la trata mal.

Podría ser una amistad, una pareja, una relación laboral…

Imagina, por un momento, que esa persona eres tú.

  • Tienes una amiga o varias, a las que aprecias, y por las que te desvives.
  • Tienes una pareja que siempre puede contar contigo, puesto que tú siempre estás ahí, disponible, para él.
  • O, tienes una socia o compañera de trabajo a la que le facilitas, absolutamente todo.

Un día, otro día, y el siguiente, también.

Pero al cabo de un tiempo, empiezas a darte cuenta de que:

  • Cuando tú necesitas una amiga, no sabes a quién llamar.
  • Cuando tu pareja tendría que apoyarte y estar a tu lado…desaparece.
  • O, cuando eres tú la que necesita ayuda para un proyecto, tu socia o compañera, está demasiado ocupada.

Así que te vas repitiendo, lo que tantas veces te han dicho:

Tienes que dar sin esperar recibir nada a cambio

Y yo te pregunto:

¿En serio?

Ponte en las situaciones que te he explicado anteriormente, y contéstame a una pregunta más:

¿Hasta cuándo?

El valor de la reciprocidad

reciprocidad

Tenemos que diferenciar entre las relaciones cercanas, y las “generales” o puntuales.

Si tú le das tu amistad a alguien, ¿no mereces acaso que alguien te dé su amistad, a ti?

Si tú le das tu amor a alguien, ¿crees que no necesitas recibir amor por su parte?

Si tú ayudas a alguien a nivel laboral, ¿no te gustaría que también te ayudaran a ti?

Tú puedes dar tanto como quieras a las personas, siempre y cuando sea algo que tú elijas libremente.

Otra cosa, muy diferente, es qué clase de relaciones quieres tener.

Son cosas muy distintas y, sin embargo, es en esto en lo que te confundes.

¿Todavía sigues creyendo que tienes que dar sin esperar recibir nada a cambio?

Es grave que creas que no mereces, o no necesitas recibir.

Está claro que todo depende del lugar desde donde se mire.

En general, si quieres dar algo, lo das y punto.

Yo no estoy diciendo que SIEMPRE se tenga que recibir algo a cambio.

No, no.

Pero otra cosa, muy distinta, es cuando GENERALIZAMOS el dar a todas las relaciones, sin creer merecer nada a cambio.

En ese momento, la situación es muy grave.

Walter Riso, en su libro “Amar o Depender”, diferencia entre el amor incondicional, y el amor en las relaciones.

dar sin recibir

El amor incondicional es aquel que:

  • tiene una madre por su hijo
  • el afecto que puedes mostrar en general por las personas que conoces
  • el amor que puedes tener hacia los animales
  • o tu misión de hacer el bien por el planeta, por ejemplo.

Pero el amor de las relaciones con vínculo emocional, ES un amor CONDICIONAL.

Puesto que si no se dan esas condiciones y esa reciprocidad, el amor se convierte en dependencia.

Y para ser libres, tenemos que ser capaces de dejar de lado aquellas relaciones, que no nos dan lo que queremos.

Para que una relación sea recíproca, ambos os tenéis que sentir en equilibrio.

Tienes que poder dar y a la vez recibir.

Tienes que poder amar y ser amada.

Tienes que poder ayudar y ser ayudada.

Por eso,

Cuando vuelvas a escuchar la frasecita de:

“tienes que dar sin esperar recibir nada a cambio”,

Me gustaría que tuvieras muy, pero que muy claro, que esto NO se aplica a las personas con las que tienes relaciones emocionales.

Relaciones Sanas

Para que una relación “emocional” sea considerada sana, ha de haber reciprocidad.

Por tanto,

Elije en qué situaciones sí y con qué tipo de personas, darás porque quieres.

Y decide también, en qué situaciones y con qué personas, NO lo harás.

Porque una autoestima saludable implica ser capaz de dar y también de recibir.

Yo he estado muchos años confundida.

Y por eso, he aguantado cosas que, si alguien me lo hubiera explicado mejor, me habría ahorrado.

Por eso, no te sientas mal por pedir aquello que necesitas, a las personas que tienes a tu lado.

dar y recibir

Es tu derecho.

Sí, puedes y tienes que recibir algo a cambio.

Sí, mereces ser amada, cuidada y respetada.

Y si la persona que está cerca, no te da lo que necesitas,

Ya te lo he dicho muchas veces…

Tendrás que irte de su lado.

Aunque duela.

Pero es lo mejor que puedes hacer por ti.

Pues mereces recibir en la misma medida en la que das.

¡Que no se te olvide!

 

Si te ha gustado este artículo, ayúdame a difundirlo..

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

6 comments:

  1. Ariana

    Excelente artículo

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Gracias Ariana 🙂

      Reply
  2. Pauli

    Me gusto mucho tu articulo, Gracias!

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Me alegro Pauli! 🙂

      Reply
  3. Expert Learner

    Esperar a cambio es un error, además de crear dependencia crea conflictos cuando ser recibe algo diferente a lo espetado. Aquí es donde encaja Dios perfectamente, cuando llenamos nuestros vacíos de él y morimos a nosotros para resucitar en él nace una nueva persona capaz de “dar sin esperar Nada a cambio” pasando a ser personas llenas de paz verdadera, fuentes de energía ilimitada capaces de ayudar a muchas personas, 😉

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Hola Gabriel,
      Gracias por tu comentario. Comparto tu opinión respecto a que es mejor no esperar para no decepcionarse cuando se recibe algo diferente a lo esperado. De todas formas, tú hablas del amor incondicional y yo hablo del amor en las relaciones. Por supuesto que puedes sentir amor incondicional en según qué relaciones, pero no comparto el hecho de que “solo con el amor basta”. En una relación y, en especial, una relación de pareja, cuando un miembro de la relación da muchas cosas al otro y no recibe nada a cambio, esa falta de reciprocidad, puede destrozar la autoestima del que da. Por eso, compartiendo lo que Walter Riso dice en su libro titulado Dependencia emocional, el amor en las relaciones ES condicionado. Saludos

      Reply

Leave a Comment

51 + = 57