Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Controlar la ansiedad es fácil, si sabes cómo

Controlar la ansiedad es fácil, si sabes cómo

¿Alguna vez has tenido una crisis de ansiedad?

¿O has sentido tanto miedo que te has bloqueado sin saber qué hacer?

¿Sabes cómo controlar la ansiedad?

¿Te han dicho que la ansiedad es una consecuencia?

Normalmente, debajo de la ansiedad, existe un miedo.

No hay que olvidar que tener miedo, es natural.

En épocas pasadas, el miedo permitió al ser humano sobrevivir, ya que lo alertaba de situaciones peligrosas y le permitía afrontar la situación, o escapar.

Sin embargo, aún y habiendo pasado una época a la que ya no hay tantos peligros como antaño, parece que tenemos más miedo que nunca.

Tenemos miedo a salir y a no salir, a correr riesgos, a acercarnos a una persona que nos gustaría conocer, a fracasar, a equivocarnos, a caernos, a sentirnos de una determinada manera, a que nos vuelva a pasar “lo mismo”…

Y, cuando el miedo se hace demasiado grande, puede llegar a invalidarte, en algunos aspectos de tu vida.

Imagina una situación que te dé miedo.

A veces, sólo con pensar en ella, ya puedes empezar a sentir cómo te sube la ansiedad.

Soluciones que NO funcionan

Déjame aclararte que, utilizar estar soluciones de vez en cuando, no tiene nada malo.  En principio, todos las utilizamos.

El problema viene cuando se repiten de manera sistemática yse vuelven rígidas.  Entonces, ya no puedes hacer otra cosa.

controlar la ansiedad

¿Qué es lo que “sueles” hacer para controlar la ansiedad?

1. Evitar.

Si algo te da miedo, decides no hacerlo.

De esta manera dejas de tener miedo, y la ansiedad desaparece, en ESE PRECISO MOMENTO.

Pero, al cabo de un tiempo, con cada evitación:

  • te vuelves más miedosa
  • tu seguridad empieza a decaer
  • crece tu sentimiento de incapacidad y,
  • baja tu autoestima

Porque te conviertes en una persona incapaz de afrontar tus miedos y, como consecuencia, tu nivel de ansiedad general aumenta.

2. Pedir ayuda

Cuando pedimos ayuda a una persona, de alguna manera le estamos diciendo: “ayúdame, porque yo sola no puedo”.

La persona con toda su “buena” intención, y el mejor de sus sentimientos, nos ayudará, acompañará y hará por nosotras, lo que haga falta.

Pero fíjate.

En este acto existen dos mensajes:

  1. Te ayudo porque te quiero (mensaje explícito)
  2. Te ayudo porque eres incapaz (mensaje sutil o implícito)

Con este intento de solución, ayudamos a que nuestra incapacidad crezca y nos volvamos todavía más inseguras.

Evitamos la ansiedad de tener que hacer algo solas pero, a la larga, esta solución sólo consigue que la ansiedad se instale en ti.

3. Hablar mucho

En general y, cuando nos ha pasado algo o hemos vivido alguna experiencia en la que hemos pasado miedo, el hecho de poder expresar tus sentimientos, puede ayudarte a sacar la tensión de tu cuerpo.

soluciones que no funcionan

Pero,

si te pasas el día hablando del mismo tema con todo el mundo, en vez de ayudarte, te estás metiendo a ti misma en un pozo cada vez más profundo, del que, después, te costará salir.

Porque te focalizas en lo negativo, en tus miedos, en tu ansiedad, etc.

El miedo es como una planta, si lo riegas con tus palabras, crece.

Y eso evita que puedas ver más allá de tu miedo.

Cuanto más hablas, más miedo y cuanto más miedo, más ansiedad como consecuencia.

 

Controlar la ansiedad

Imagino que ahora ya tienes claro qué no funciona.  Pero trataré de ofrecerte algunas sugerencias más, que quizá te ayuden:

1 – Bloquear las soluciones intentadas que no funcionan

Evita estas tres soluciones intentadas que, como espero hayas podido comprender, no te ayudan, sino que hacen que tu ansiedad se mantenga o, incluso crezca.

2 – Aceptar el miedo

La aceptación siempre es el paso clave para la superación.

No pasa nada por sentir miedo.

Sí, tienes miedo, ¿y qué?

En este caso, sería importante saber qué te produce miedo, porque en función de tu miedo particular, quizá haya algunas estrategias determinadas, que sí puedan ayudarte.

3 – Trata de distraer tu mente

Esta estrategia es muy efectiva sobre todo, en el momento en que la ansiedad empieza a crecer.

Aunque es un poco difícil distraer la propia mente, puedes encontrar “alternativas” que te lo faciliten.

Por ejemplo:

  • centrar tu atención en el cuerpo
  • concentrarse en la respiración
  • visualizar una imagen
  • ponerte a escribir sobre lo que te está pasando.

Cuando el golpe fuerte de ansiedad se pase, tienes que continuar con lo que estabas haciendo.  Recuerda la importancia de NO evitar.

4 – Afrontar la situación

No te queda otra.

En caso de que la situación sea para ti muy paralizante, siempre puedes dividirla en pequeños pasos asumibles, si eso fuera posible.

seguir hacia delante

Coge tu miedo del brazo, y haz lo que tengas que hacer.

5 – Entender y aceptar que la ansiedad, será la última en irse

A veces creemos que porque hemos aceptado el miedo o, incluso hemos afrontado la situación, ya no vamos a sentir más ansiedad.

No, eso no funciona así.

Controlar la ansiedad tiene que ver con lo que te he explicado anteriormente, pero también, con una aceptación de que, sea lo que sea lo que te la provoca, no se va a ir  fácilmente.

Esta aceptación te dará la fuerza que necesitas para entender que, aún y con ansiedad, tú tienes que seguir para delante.

No puedes pararte.

No puedes permitir que la ansiedad te paralice.

Así que, si entiendes que irá contigo durante un tiempo, dejarás de luchar contra ella, y focalizarás tu intención en afrontar tu miedo y superarlo.

 

Si te ha gustado este post, apúntate a la newsletter para recibir los artículos en tu mail, y no perderte ninguno.

 

 

 

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

2 comments:

  1. wellington

    buena pagina

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Gracias Wellington 🙂

      Reply

Leave a Comment

- 1 = 3