Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

¿Cómo puedo ayudar a una amiga?

¿Cómo puedo ayudar a una amiga?

¿Te gustaría ayudar a una amiga a la que aprecias y que está pasando por un momento difícil?

Bueno, eso dice mucho de ti y de tu amistad.  Así que te voy a dar unas pautas para que entiendas mejor cómo funciona el proceso de ayudar a otra persona.  Puesto que a veces, sin quererlo y sin saberlo, podrías estar ayudando cuando no toca, o podrías también estar cargándote de energía negativa, sin darte cuenta.

Cómo puedo ayudar a una amiga

Aquí te dejo 6 pautas que espero te ayuden a ti, para poder ayudar mejor.

1. Escucha activa

Escuchar activamente significa estar presente en cuerpo y mente ante la persona a la que quieres ayudar.

Y no te creas que sea algo tan fácil, porque muchas veces, estás tan deseosa de ayudar al otro que cuando habla, ya estás elaborando mentalmente, la respuesta que le vas a dar, a lo que te está contando.

Trata de escuchar sin pensar en la respuesta.  Ya responderás luego.  Escucha, estáte presente así, podrás llegar a escuchar en profundidad.

2. No te enfades, si no sigue tus consejos

Desde fuera, es muchísimo más fácil darse cuenta de lo que sucede.  Es más fácil ver qué podrías hacer para cambiar la situación o solucionar un determinado problema.  Pero la persona que está dentro del problema…NO lo ve.

Es como el dicho popular ese que dice que “es más fácil ver una aguja en un pajar, que la viga en el propio ojo”.

Pues eso es lo que pasa.

Por mucho que quieras ayudar a una amiga, no puedes pretender que siga tus consejos al pie de la letra, porque aunque lo intente, puede haber razones internas personales, que se lo impidan.

Recuerda que no podemos cambiar al otro.  Además:

cambiar una misma

Tampoco pienses que no escucha tus consejos.  Los escucha, probablemente, en el momento en el que hablas con ella, incluso lo ve clarísimo, pero luego, es incapaz de llevarlos a cabo.

Pero no te preocupes porque aunque ahora mismo no siga tus consejos, éstos se quedarán grabados en alguna parte de su mente y quizá, más adelante, cuando tenga la fuerza suficiente para llevar a cabo alguna decisión, estarán ahí para guiarla.

3. Limita el tiempo dedicado a la queja

Yo sé que cuando uno está mal necesita desahogarse y decir todo lo que le duele o lo que le molesta.

Está bien tener un espacio para ello y tú, como su amiga, puedes dárselo.

Pero, llega un momento en que si la conversación SÓLO se centra en quejas y más quejas, en vez de ser algo que libera, empieza a cargar a la persona otra vez y, probablemente, a ti también.

Una opción es darle un tiempo al principio para “quejarse” o, para sacar su dolor, pero después llevar la conversación hacia el:

  • “¿y qué has pensado hacer al respecto? O,
  • ¿tienes alguna idea de cómo solucionarlo?

La idea es que la conversación incluya consejos, estrategias o ideas que la persona podría llevar a cabo, para gestionar mejor su situación.

Y aquí es donde más puedes ayudar a una amiga, ya que probablemente, ella no sabrá qué hacer.

Así que como amiga, puedes mostrarle todo aquello que tú ves y que ella no.

4. Hablar de otras cosas

Normalmente cuando uno está en una situación delicada o tiene un problema que la agobia, es posible que su mente se pase el día entero dándole vueltas a lo mismo. Una y otra vez.

Así que el encuentro con tu amiga, puedes también aprovecharlo para sacar otros temas.

Temas que nada tengan que ver o que no estén relacionados con su situación problemática.

Hablar de las vacaciones, de los sueños, de las ilusiones, etc.  Pero sobre todo, que sean temas positivos.

De nada sirve dejar de hablar de un problema personal, para ponerse a hablar de un problema laboral.  Al final, el sentimiento de agobio y malestar va a ser el mismo.

La intención de hablar de otros temas es generar emociones positivas en tu amiga, para que al menos, por ese rato, pueda olvidarse de lo que está pasando.

5. Ayúdala, pero no la sustituyas

Para ayudar a una amiga, puedes estar a su lado, pero si haces por ella lo que ella debería hacer por sí misma, en el fondo, estás manteniendo su problema.

Si por ejemplo, ella lo está pasando mal porque tiene problemas con una amiga en común.  Si tú hablas con esa amiga, en el corto plazo, sí, puede que le “resuelvas” el problema, pero ¿qué pasa a largo plazo?

help

¿Cuándo tenga otro problema, va a saber resolverlo por sí misma o va a tener que ir a buscarte cada vez?

Como dice Oscard Wilde,

“Con las mejores intenciones, a veces, se provocan  los peores efectos”.

Es mejor darle recursos, explicarle qué puede decir o cómo puede hablar, incluso estar a su lado (callada) en el momento en que tenga que hablar con la persona con la que tiene un problema.  Porque si lo consigue, el triunfo será suyo.

Pero si lo haces tú, ella seguirá sintiéndose incapaz.

Así que ten mucho cuidado con esas ayudas que no ayudan.

6. Ten paciencia y pon tus límites

Como te he dicho al principio, el hecho de que tú le digas cómo ves lo que le pasa, no implica que ella lo vea igual.

Podrían pasar meses o incluso años hasta que ella sea capaz de ver lo que tú y probablemente todo el mundo ve, pero ella no.

Así que tómatelo con calma y decide poner también tus propios límites.

Sé lo que es que cada vez que quedas con alguien sólo te hable de sus problemas.  Y esto, una vez, dos veces…vale, si “siempre” es así, la relación empieza a ser un poco tóxica.

Está claro que quieres ayudar a una amiga, pero no tienes que pasarlo mal tú en el proceso.

No se trata de “aguantar” lo que sea “porque es tu amiga”, no, no.

Tú tienes que hablarle de tus condiciones.

Cuándo está bien que se desahogue y cuándo ha llegado el momento de hablar de otra cosa.

Porque si no quiere, si sólo quiere quejarse, entonces, también tú puedes decidir si quedarte a escuchar su queja, o irte.

Si volver a quedar con ella o no.

Porque el problema es que cuando una persona es tan negativa, podría arrastrarte a su oscuridad, sin que te dieras cuenta.

Por eso, has de poner límites para cuidar de ti.

 

Seguro que hay muchas otras cosas que puedes hacer o haces para ayudar a una amiga.  ¿Te animas a compartirlas? Puedes hacerlo en el apartado de comentarios.

 

 

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

Leave a Comment

+ 10 = 11