Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Terapia Gestalt

Terapia Gestalt La Terapia Gestalt es una terapia humanista que integra la mente, el cuerpo y las emociones. 

La Terapia Gestalt fue fundada por Fritz Perls.

Conceptos: ¿en qué se basa?

Gestalt significa “totalidad”, “conjunto”.

En esta terapia, la personalidad se divide en 3 partes: mental, emocional y corporal. 

Lo emocional es lo que vincula la mente con el cuerpo y viceversa.

Es una terapia vivencial: no se te dice “esto es así”, sino que a partir de tu propia experiencia, aprendes a ver las cosas de manera diferente.

Se centra en el presente: el aquí y el ahora.  Pues considera que la realidad es la que percibimos en el momento.

Le da más importancia al sentir que al pensar

Valora más el cómo que el por qué: Cuando nos damos cuenta de cómo hacemos algo, ya no importa el porqué, pues podemos cambiar nuestro comportamiento.

Importancia del cuerpo y de las sensaciones: se toman en cuenta las manifestaciones corporales tales como gestos, movimientos, tonos de voz, posturas, respiración, etc. como datos importantes de lo que le ocurre interiormente a la persona.

La Gestalt utiliza el cuerpo (moviéndolo, hablando de y con él) para llegar a procesos interiores.

El darse cuenta es la respuesta a 4 preguntas clave:

¿Qué estás haciendo?

¿Qué sientes ahora?

¿Qué tratas de evitar?

¿Qué esperas de la terapeuta?

La responsabilidad como la apropiación de lo que es de uno.

Hablar en primera persona:  la persona es responsable de sus actos, sus pensamientos, sentimientos y emociones.

Enfoque holístico: el organismo es un todo que, en su presente, contiene su pasado y mucho de su futuro.

Potencia las capacidades, habilidades y recursos de la persona.

Presta atención a las emociones incompletas o interrumpidas

Trabaja con las polaridades u opuestos, bien sean personales o de relación.

 Para vivir gestálticamente

(preceptos anunciados por Claudio Naranjo)

  1. Vive ahora: preocúpate del presente antes que del pasado o futuro
  2. Vive aquí: ocúpate de lo que está presente antes de lo que está ausente.
  3. Deja de imaginar cosas: Experimenta lo real.
  4. Deja de pensar en cosas innecesarias: en lugar de ello, gusta y mira.
  5. Expresa en vez de manipular, explicar, justificar o juzgar.
  6. Entrégate a la desazón y al dolor de la misma manera en que te entregas al placerNo limites tu consciencia.
  7. No aceptes otros “debes” ni “deberías” más que los que tú te impongasNo adores a ídolo alguno.
  8. Asume plena responsabilidad por tus acciones, sentimientos y pensamientos.
  9. Acepta ser como eres.

Un poquito de historia

 

Terapia Gestalt

Fritz fue psicoanalizado por Wilhelm Reich, el cual, más tarde fue expulsado de la Sociedad psicoanalista por su heterodoxia y rebeldía.

Reich insistía en el valor del presente por encima del valor del pasado y le importaba más el cómo que el por qué.

Perls se inspiró profundamente en Reich para crear la Terapia Gestalt.

También estudió la Semántica General de Alfred Korzylaski quien sostenía que lo emocional incide en lo intelectual y viceversa.

Ideas de la Terapia Gestalt

  • Importancia del cuerpo y las sensaciones
  • Importancia del presente
  • Contacto directo auténtico del terapeuta con paciente
  • Atención a las emociones incompletas
  • Enfoque holístico: el organismo es un todo que en su presente contiene su pasado y mucho de su futuro.

En 1950 se constituyó el grupo de los 7 formado por:

  • Fritz y Laura Perls
  • Paul Goodman (poeta y escritor anarquista)
  • Isadore from (filósofa)
  • Paul Wersz (psicoterapeuta zen)
  • Elliot Shapiro
  • Sylvester Eastman
  • Ralph Hefferline (profesor universitario)

Y crearon el libro: Terapia Gestalt

Lo esencial del libro era la idea de la situación inacabada o Gestalt abierta y su método de trabajo era:

– la concentración en el aquí y el ahora

– en los sentimientos

– y, sobre todo, en las sensaciones físicas

Y se oponía a la libre asociación de ideas del psicoanálisis.

A finales de la década de los 60, se empezó a vivir la revolución sexual, la liberación femenina, los hippies y, eso, fue un clima proclive para el florecimiento de un enfoque existencial como la Terapia Gestalt.

Cuando Perls tenía 75 años, publicó su libro Sueños y Existencia, obra clave que ayudó a consolidar la Terapia Gestalt como una de las Terapias Humanistas estrellas, que se proponían como alternativa y superación del psicoanálisis.

 Ref. Sinay, S y Blasberg, P. (1995). Gestalt para principiantes. Ed. Era Naciente