Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

¿Sabes cuidar de ti misma?

¿Sabes cuidar de ti misma?

¿Podrías concretarme qué significa exactamente eso de cuidar de ti misma?

“Cuidar de una misma” es una frase muy bonita, pero a la vez muy abstracta.

Por eso es muy importante que “concretes”, ¿qué significa cuidar de ti misma? ¿Cómo sabes que lo estás haciendo?

Uno de los principales problemas que me encuentro en terapia, es que mis clientas están tan volcadas en los demás, que se olvidan de sí mismas.

No saben cómo cuidarse y, generalmente, sus deseos y necesidades están en el último lugar.

Con este post me propongo darte algunas pautas para que tengas muy claro lo que significa cuidar de ti misma.

Aprende a cuidar de ti misma

1. Escúchate

¿Cuántas veces al día te preguntas cómo te sientes o qué necesitas?

Venga va, piensa un poco.

Ah! ¿que no necesitas pensar?

Hum, pues si eres de las que me responden “ninguna”, este post te va a ir muy bien.

Así que te voy a enviar deberes.

Haz una respiración un poco más profunda y hazte la pregunta AHORA:

¿Cómo te sientes? y ¿Qué necesitas?

 

listen

Aparta al tirano mental por un momento, y escucha esa vocecita interior que sabe perfectamente lo que quieres.

¿La oyes?

¿Qué te ha dicho?

¿Se siente triste o sola? ¿Hay algo que le preocupe?

¿Necesita descansar? ¿Un abrazo quizá? ¿Salir a dar un paseo y desconectar?

Cuidar de ti misma implica que tú eres importante para ti, y por lo tanto, tus sentimientos y necesidades, también.

Cuando te escuchas, te estás dando ese espacio y ese tiempo que nadie más que tú, puede darte.

Y ese es el primer paso para una buena relación contigo misma.

2. Respétate

Esto que parece obvio, es más fácil de decir que de hacer.

Te sorprendería saber la de veces que te faltas al respeto, y ni te enteras.

  • ¿Cuántas veces cedes ante los deseos de los demás?
  • ¿Cuántas veces renuncias a ti para gustar al otro?
  • ¿Cuántas veces antepones las necesidades de los demás a las tuyas?
  • ¿Cuántas veces te dices que lo que tú piensas o sientes no es “tan” importante?
  • ¿Cuántas veces luchas por lo que quieres?
  • ¿Cuántas veces te eliges primero a ti?

¿Llevas la cuenta?

Si has respondido a todas mis preguntas, tendrás una ligera idea de si el respeto por ti misma es algo que se te da muy bien o, quizá, lo tengas un poco olvidado.

Respetarse es dar valor e importancia a lo que tú piensas, sientes y haces.

Respetarse implica saber que tú eres igual que el otro. Nadie está ni por encima, ni por debajo de ti como persona, y tú, tampoco estás ni por encima ni por debajo de nadie.

El ser humano tiene un valor intrínseco y es igual para todas las personas.

3. Sé honesta contigo

Cuidar de ti misma pasa por ser honesta contigo, pero te auto-engañas de tal manera, que al final hasta te crees tus propios engaños.

Para saber si te estás engañando o no, ante cualquier petición interna o externa hazte la siguiente pregunta:

Si no me importara en absoluto lo que pensaran de mí, ¿realmente haría esto?

Contéstate sólo para ti.

Pero sé sincera.

Sabes, es normal que nos importe lo que los otros piensan, especialmente, aquellas personas a las que amamos, porque todos necesitamos amor y aprobación.

Somos seres sociales.

Lo que pasa es que cuando el deseo de gustar al otro es tan grande, acabas como dice Giorgio Nardone, siendo una prostituta relacional, es decir, renuncias a ti para ser aceptada y gustar al otro.

4. Ponte en primer lugar

Cuidar de mi

Aquí la dificultad que me encuentro en mis clientas es que el hecho de “pensar en ellas mismas primero” lo viven como “egoísmo”. Se sienten verdaderamente mal.

Y aquí yo he de desmentir esta creencia.

Ponerse en primer lugar es un acto de amor propio.  Jorge Bucay, diría de que es un acto de autoestima.

Plantéatelo de la siguiente manera:

  • Si tu no te respetas a ti misma, ¿podrías enseñar a tus hijos a respetarse a sí mismos? (Créeme te iba a ser difícil, pues los hijos aprenden con el ejemplo)
  • Si tú no te amas a ti, ¿qué amor puedes dar al otro? (¿quizá un amor cargado de necesidad de ser amada?)
  • Si tú no te pones a ti en primer lugar, ¿cómo podrás satisfacer tus necesidades? (pues las necesidades del resto irán siempre antes que las tuyas)

¿Ves por dónde voy?

¿Entiendes la importancia de ponerse a una misma en primer lugar?

5. Sé auténtica

No recuerdo muy bien si fue en un libro de Antonio Blay Fontcuberta o en una de sus cintas que explicaba el siguiente ejemplo:

Imagina que llegas cansada de trabajar.  Has tenido un día duro, y lo que más te apetece en este momento es tirarte en el sofá y descansar.

Pero entonces, tu hija de 5 años que se te tira encima cuando llegas, te abraza y te pide que juegues con ella:

¿Qué es lo más auténtico que podrías hacer en ese momento?

¿Le dirías que no puedes jugar porque estás muy cansada y necesitas tumbarte o apartarías tu cansancio y te pondrías a jugar?

Piénsalo bien.

Te daré la respuesta que Antonio daba:

Ambas respuestas pueden ser igual de auténticas, siempre y cuando elijas desde tu centro.

Si estás centrada y alineada contigo, si eliges el sofa, será auténtico y si eliges jugar con tu hija, también lo será.  Pues serás tú quien lo elegirá y no el miedo al qué dirán o las exigencias de los otros.

Por eso es tan importante que aprendas a cuidar de ti, para poder construir una sana autoestima.

Ejercicio

Para acabar este artículo, me gustaría dejarte un pequeño ejercicio:

Toma boli y lápiz y escribe las respuestas a las siguientes preguntas

Cuidar de mi

Si tú te pones en primer lugar, si tú aprendes a cuidar de ti,

¿qué cosas harías o dejarías de hacer?

¿Pensarías o dejarías de pensar?

¿Qué cosas incluirías en tu vida para las que ahora “no tienes tiempo”?

 

Algunos ejemplos pueden ser los siguientes:

  • Leer 15 minutos antes de irte a dormir
  • Dejar de criticarte
  • Apoyar tus decisiones
  • Darte media hora al día sólo para ti
  • Hacer activamente nada durante 5 minutos, 5 veces al día
  • Pegarte un baño con sales minerales
  • Etc.

Como siempre, la listas sólo funcionan si las llevas a cabo, por tanto, escoge lo más pequeño y fácil de tu lista y empieza hoy mismo, ¡ahora mismo!

Porque sólo tú puedes ponerte en primer lugar para ti y, si tú no lo haces, no esperes que el resto lo haga.

Así que, ¿a qué estás esperando?

 

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

Leave a Comment

49 - 45 =