Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Transformarse o morir: de psicóloga a emprendedora

Transformarse o morir: de psicóloga a emprendedora

¿Quién me iba a decir a mí, que mi habiendo estudiado psicología tendría que formarme también en blogs, webs, márquetin, ventas, modelos de negocio, vídeos, redes sociales…la lista parece no acabar nunca…

Pero ese es el precio que estoy pagando por pasar de psicóloga a emprendedora o, mejor dicho, por convertirme en una psicóloga emprendedora.

Creo que leí en algún libro o vi en algún video de Raimon Samsó algo así como que, en la era digital, o te transformas en una persona digital, o mueres profesionalmente.

Lo que pasa es que todo avanza tan rápido que, a veces, esta evolución me supera y me desespera.

Sobre todo, porque yo nunca tuve una formación técnica, y hay cosas que para otras personas pueden parecer muy sencillas, pero para mí, son tremendamente complicadas.

Por eso hoy te quiero explicar un poco mi proceso, y cómo de psicóloga pasé a ser una emprendedora.

De psicóloga a emprendedora a partir de un blog

bloggeraHará un par de años, empecé a plantearme la idea de tener un blog, para poder compartir todo lo aprendido durante mis años de formación y experiencia y, también, por qué no, ofrecer servicios online.

Contacté con un amigo y, en un plis me montó el blog. Claro, entonces tardé 5 meses en poner los contenidos.

Requiere de disciplina tener un blog, porque lo ideal es que escribas regularmente, cosa que yo, no conseguía de ninguna manera en mis inicios.

Una de mis falsas creencias era que si tenía un blog, me lloverían los clientes de todas las partes del mundo…qué ingenua

Entonces, empecé a formarme y me di cuenta de que el mundo online, era un mundo totalmente desconocido para mí, y que había un montón de cosas, que yo no sabía.

Cuanto más prendía, más agobiada me sentía. Pues me daba cuenta de todo lo que podía hacer y no hacía, no porque no quisiera, sino porque una sola, no da abasto.

En un acto de humildad, acepté que yo sola no podía, y que necesitaba ayuda.

De blog a web

Decidí avanzar un poquito más en mi proyecto y me propuse montar una web, que tuviera incorporado un blog.

Mi presupuesto era limitado, pero empecé a hablar con personas y, finalmente, encontré un par de amig@s que aceptaron colaborar conmigo.

Y como ya te expliqué en otra ocasión, tardé 8 meses en montar mi web.

En el camino aprendí sobre:

  • WordPress
  • Plugins
  • Marqueting
  • Redes sociales
  • Etc.

Por lo que de ser una completa analfabeta técnica, (que para muchas cosas, todavía lo sigo siendo) pasé a ser una persona, que ha aprendido mucho.

Elegí transformarme y no morir.

Aunque, también, me he equivocado mucho, pero…

equivocarse

De los errores se aprende

¿Has oído alguna vez eso de que te has de equivocar más veces, para aprender más rápido?

Estas son algunas de las cosas que yo he aprendido en mi camino como emprendedora:

  • No puedes dedicarte a formarte solamente: para avanzar en tu proyecto, has de pasar a la acción.

Recuerdo que hubo una época en la que me aficioné a ir a los cursos para emprendedores que ofrecían Barcelona Activa, Porta 22 y Cibernarium.

De hecho, todavía tengo un montón de dossiers con toda la información, muy interesante, por cierto.  Iba a todos los cursos que podía, pero no me sentaba ni un día, a trabajar en mi proyecto.

Pero para que la formación sea efectiva, has de ponerla en práctica.

Y si sólo te dedicas a formarte y a no practicar…”parece” que estás trabajando en tu proyecto pero, en realidad, sigues estando sentada cómodamente en el sofá de tu casa, aunque ahora, de vez en cuando, te levantes, para ir a alguna formación.

  • Es mejor hacerlo y, si no te gusta cambiarlo, que no hacerlo porque no lo tienes claro.

Cuando tenía que diseñar el blog, tenía muchas ideas en mi mente, pero los días pasaban y mis ideas, seguían allí quietas.

En el momento en que te pones a escribir en un papel, qué quieres, cómo lo quieres, de qué manera lo vas a organizar, etc., aunque no lo tengas claro del todo, empiezas a ponerle orden a tus ideas y a ver un poco de luz.

Pero si no empiezas, no hay manera de iluminarte.

Mi madre solía decirme ese dicho popular de: Si no por una cosa, por otra, pero al final, la casa se queda sin barrer.

Pues eso mismo te pasa cuando eres emprendedora. Tienes excusas de todas las clases para no ponerte a trabajar.

La excusa puede ser el síntoma de un miedo o una inseguridad no superada.

Pero, cuantas más excusas, menos acción.

  • Hay cosas para las que necesito ayuda, pues yo sola no me basto.

pedir ayuda

Durante un tiempo, traté de hacerlo todo yo. De hecho para cosas súper sencillas, dedicaba horas en buscar por internet como hacerlo.

Y al final, lo hacía, ¡eh! ¡Que conste!

Pero ¿sabes el esfuerzo que para mí representaba?

Tremendo.

Sin embargo, tenía la excusa perfecta: “mi presupuesto”.

Hasta que un día, empecé a hablar de mi presupuesto con un par de amigos y conseguí, exactamente, aquello que necesitaba.

¿Sabes lo que he avanzado en unos pocos meses con su ayuda?

Muchísimo.

Así que, valora hasta dónde puedes llegar y busca la persona que pueda seguir, donde tú no llegas.

  • Si practicas cada día un poquito, al final, coges práctica, y acabas aprendiendo.

Recuerdo el miedo que me daban las redes sociales…La primera vez que entré en twitter, tardé 3 horas en encontrar el botón de escribir un tweet (ahora me da vergüenza decirlo…), pero era algo tan desconocido para mí…que ya sólo del miedo, me bloqueaba.

Con un poco de ayuda, un poco de formación y la práctica diaria, empecé a saber las cosas mínimas y, poco a poco, a defenderme.

Por supuesto, todavía tengo mucho que aprender, pero de nuevo, me doy cuenta de que la única forma de superar el miedo, es afrontándolo.

Un pasito después del otro

Si tienes un sueño o un objetivo, mi consejo y mi experiencia es que pasito a pasito, al final, las cosas se consiguen.

Yo sé que me queda mucho por caminar, pero también sé que he conseguido muchas cosas.

Y sigo caminando.

Y sigo formándome.

Y sigo pasando a la acción.

Afrontando mis miedos y gestionando mis emociones.

¿Y tú?

¿En qué punto estás?

Compartir tu camino con otros que van en la misma dirección que tú, hace que éste sea más entretenido y fructífero, así que si te apetece, te animo a que me dejes un comentario, y me cuentes sobre ti y tu momento.

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

Leave a Comment

84 - = 78