Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Cómo controlar la ansiedad cuando haces dieta

Cómo controlar la ansiedad cuando haces dieta

¿Qué haces cuando te has propuesto perder unos kilos pero la tentación por lo dulce te desespera?

¿Te lo permites o te lo prohibes?

¿Consigues controlar la ansiedad cuando haces dieta?

Antes de ser psicóloga estudié Dietética y Nutrición y he trabajado varios años en ese ámbito  Pero  fue después de estudiar mi Máster en Terapia Breve Estratégica, cuando aprendí algo muy importante que dice Giorgio Nardone:

“Si te lo permites, lo puedes controlar, pero si NO te lo permites, se vuelve incontrolable”.

El deseo contra la razón

Uno de los principales problemas que me traían mis clientas cuando querían hacer dieta, era la incapacidad de “controlar” su deseo.

En función de la persona, el deseo o la tentación podía venir por cosas dulces o saladas.

Quizá  conseguía pasarse toda la semana comiendo verdura cocida con algo de carne o pesacado a la plancha o al horno, ensaladas…pero, a finales de semana, quizá tenía un cumpleaños o una comida familiar o alguna comida de empresa…

El caso es que la sensación que tenían era de: “ya me he cargado la dieta de esta semana

Y con esas razones, me explicaban los motivos por los cuales su peso no había bajado.

La cabeza tiene clarísimo que para bajar de peso se ha gastar más de lo que se ingiere.

Esto lo puedes hacer de dos maneras:

  1. Aumentando el gasto energético: haciendo deporte, por ejemplo, o,
  2. Disminuyendo la cantidad de comida

Pero aunque el razonamiento es obvio, el hecho de “prohibirte” un determinado alimento, hará que aumente tu deseo del mismo.

ansiedad y dieta

Ante la deliciosa coca que ha traído tu compañera de trabajo para celebrar su cumpleaños, tu mente te dice:

  • “¡Alto! ¡Ni se te ocurra comer un solo trocito de coca!
  • ¿Es que vas a perder todo el esfuerzo de la semana?
  • Si te la comes, te pondrás como una foca, tendrás que hacer 5 meses más de dieta y nunca perderás esos kilos de más!” 

¿Te suenan estos comentarios?

Pero entonces tu deseo le contesta:

  • Sólo un trocito, sólo probarla…
  • Mañana iré al gimnasio y haré una hora más, pero déjame degustar esa coca, que tiene una pinta…
  • Además, ¿por qué todo tienen que ser obligaciones? ¿Es que no puedo disfrutar de pequeños caprichos?

En estos momentos empieza una lucha interna: el deseo contra la razón, la tentación contra el deber, el angelito contra el demonio.

Y, generalmente, el deseo o la pasión suelen ganar la batalla.

Pero como ha habido una lucha interna, se ha generado ansiedad.

Entonces cuando coges un trocito pequeño de coca…¡ya no puedes parar!

Lo que hace que luego te sientas realmente culpable, porque “no deberías haberlo probado” o “porque tendrías que haber sido más fuerte que la tentación”

Cómo controlar la ansiedad cuando haces dieta

Si te lo permites, lo podrás controlar.

 

allow passion in your life

¿Conoces alguna dieta en la que esté permitido comer cada día un trocito de chocolate?

Pues esas son las dietas que yo recomiendo.

Está claro que para perder peso hay que ingerir menos de lo que se gasta.

Lo que pasa es que una parte de nuestro comportamiento está guiado por la pasión, así que no puedes simplemente ignorarla, porque no lo conseguirás.

La idea es integrar la pasión o el deseo como una parte más de tu vida, sin negarla.

Y te escucho pensando:

Pero Miriam, si cada día me como un trocito de chocolate, entonces no me sirve de nada hacer dieta

Y yo te voy a hacer otra pregunta:

¿Qué es más importante hacer dieta durante un tiempo determinado o cambiar los hábitos de alimentación?

Supongo que coincidirás conmigo que cambiar los hábitos.

Y para ello se requiere TIEMPO.

No se trata de hacer durante 1 mes una dieta súper estricta, para luego dejarla y, al cabo de dos meses, haber recuperado el peso, o incluso doblado, que también puede pasar.

Se trata de aprender a comer mejor y mantener esa manera de comer más saludable, en el tiempo.

Y para poderla mantener, tendrás que permitirte ciertos caprichos, o deseos, o tentaciones, como lo quieras llamar.

Porque si no te lo permites, no podrás controlar la ansiedad cuando haces dieta.

Permitirte tus pasiones implica que: si quieres te lo comes, y si no, no.  Pero deja de ser una reacción incontrolable, y pasas a ser tú la que decide.

¡Además, eliminas la ansiedad!

¿Qué más se puede pedir?

El mayor peligro del control, es el descontrol

Si todavía no te he convencido, te daré una razón más.

¿Sabes lo que pasa cuando tratas de controlar la comida hasta límites impensables?

Que tienes el peligro de descontrolarte, es decir, de tener un atracón.

Lo que podría llevarte a tener períodos de mucha restricción alimentaria, para luego pasar a comer una gran cantidad de comida, en poco rato.

Y si esto se mantiene en el tiempo, se puede llegar a provocar un trastorno del comportamiento alimentario como la Anorexia o Bulímia nerviosa.

 

Así que, para controlar la ansiedad cuando haces dieta, yo te recomiendo que le dejes un hueco al placer en tu vida, porque éste, si te lo permites, no te hará daño, pero si te lo niegas, puede llegar a ser peligroso.

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

Leave a Comment

11 + = 14