Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

Coaching Personal o para la vida

camino

El Coaching Personal o para la vida trata de acompañarte en el proceso de conseguir todas aquellas metas y objetivos personales que quieras alcanzar en tu vida, bien sea un nuevo trabajo, emprender, encontrar pareja, aprender algo, realizar un sueño…

 

¿qué es lo que te gustaría que pasara en tu vida?

A veces, no sabemos como manejar determinadas situaciones o no sabemos cómo conseguir los resultados que deseamos.  Hay muchas áreas en las que podríamos mejorar como:

– Cambiar o mejorar en el trabajo

– Mejorar tus relaciones interpersonales

– Encontrar pareja

– Desarrollar la inteligencia emocional

– Crecer como persona

– Etc.

Lo primero es decidir ¿qué quiero?  Ese será tu objetivo.

Tendrás que preguntarte si ese objetivo es concreto, medible, alcanzable, realista y entonces, tendrás que analizar ¿en qué punto estoy? Y ¿qué necesito?

Porque seguro que ya tienes muchos recursos como la voluntad, la creatividad, el entusiasmo, las ganas, algunos conocimientos sobre lo que quieres conseguir o algunas habilidades sobre algo específico  y también puede ser que conozcas a alguien que ya haya conseguido lo que tú quieres o que te pueda ayudar o mostrar el camino.   Por eso, en función de tu propósito tendrás que preguntarte, con esto que ya tengo y este objetivo que quiero conseguir, ¿qué me falta? ¿Qué necesito? ¿Más experiencia? ¿Más formación? ¿Quién me puede ayudar u orientar?

Y luego habrás de plantearte, ¿cuál es el siguiente paso? El inmediato, el más pequeño hacia mi objetivo.  Así, tendrás que hacer una planificación de las acciones a realizar y les tendrás que poner fecha.   Para los objetivos, se suele planificar a 3 o 6 meses o 1 año como máximo y para las acciones, se pueden planificar diarias , semanales o mensuales.

Por último, recordarte que a veces nuestra mente está tan habituada a hacer “lo mismo de siempre” que le costará ponerse a pensar, planificar, decidir.  Habrás de hacer un esfuerzo quizá, pero no permitas que te limite.

¡Atrévete a soñar!