Barcelona / Estocolmo +34 636 25 65 40 / +46 76 167 78 89

El Guerrero Pacífico

El Guerrero Pacífico

Hace poco que he visto la película de El Guerero Pacífico y la vi porque me llamó la atención un vídeo que vi respecto a ella.

Es una de esas pelis que puedes tener en tu caja de recursos y verla, especialmente, cuando estés de bajón o creas que no puedes con algo.

En este post, te dejo algunos de los buenos consejos que nos ofrece.

Deja de obtener información del exterior y empieza a buscarla en tu interior

Estás bombardeada por un montón de estímulos que constantemente te dicen:

  • Lo que tienes que hacer
  • Lo que tienes que pensar
  • Lo que tienes que sentir
  • Cómo tienes que comportarte
  • Cómo tienes que hablar, comer, vestirte…
  • Etc.

Y está bien tener ciertas referencias, no hace falta que inventes la rueda, pero otra cosa muy distinta es que TODAS tus referencias vengan del exterior, de lo que “otros” consideran que es lo mejor para ti.

En un momento de la película de El guerrero pacífico, el personaje de Nick Nolte le dice al protagonista que empiece a buscar en su interior las respuestas que necesite.

Pero no creas que esto es fácil.

Como bien explica luego, pararse y mirar en tu interior da un poco de miedo.

Porque es algo a lo que no estás acostumbrada.

  • ¿Cuántas veces buscas en tu interior la respuesta a alguna de tus preguntas?
  • ¿Cuántas veces te preguntas sobre la solución a algún problema?

En realidad tu interior está lleno de respuestas, pero hay que conseguir silencio interior, para encontrarlas.

Así que, incluso con miedo, atrévete a buscar en ti aquello que necesites.

Entonces, podrás tener un referente mucho más adecuado.

Las personas no son lo que piensan

Tú no eres tus pensamientos.

Aunque la mayoría de las veces estés tan metida dentro de ellos, que ni te des cuenta de que estás pensando.

Nick le comenta al personaje que “la mente es un órgano reflejo que reacciona a todo.  Llenando la cabeza con miles de pensamientos aleatorios cada día”.

La mayoría de esos pensamientos no te sirven de mucho, pues la mente está constantemente proyectándose hacia el pasado o hacia el futuro.

Y esto lleva a otro consejo que nos da El guerrero pacífico que es el de:

Vive el presente

La mente no está entrenada para estar en el aquí y el ahora.

Hace poco he empezado a llevar un grupo de Mindfulness y el primer ejercicio que hacemos cada vez que iniciamos el grupo es el anclaje en la respiración.

Date cuenta de cómo el aire entra y sale de tus pulmones, de cómo tu estómago y tu pecho se hincha y se deshincha como si fuera un globo, es decir, pon tu atención en tu respiración sin intentarla cambiar.

La respiración es la que te ancla al presente.

Cada vez que pilles a tu mente repasando los sucesos del pasado o proyectando tus acciones en el futuro, haz una respiración profunda.

Presta atención a tu respiración y mantén la atención en tu cuerpo.

Esta es la manera de traerte al aquí y al ahora.

En la película el personaje conecta con el presente justo en el momento en que N.Nolte lo tira por el puente hacia el agua.

Durante la caída no hay ningún pensamiento, ninguna proyección hacia el presente o hacia el pasado, la mente se instala de golpe en el presente.

Medita en cada acción

meditar en cada acción

Esto se refiere, según yo entiendo, a seguir estando presente, sin importar lo que estés haciendo.

Mientras cocinas, mientras caminas, te duchas, limpias la casa…

No importa la acción que hagas, pero presta toda tu atención a aquello que haces en el momento en que lo haces.

Claro que para esto se requiere muuuuuucha práctica o mucha conciencia.

Lo que llegue antes.

Pero al menos, si pones tu intención de estar presente mientras actúas, te será más fácil conseguirlo.

No dejes que tus emociones te controlen

No eres tus emociones.

Pero a veces, las sientes tanto que se apoderan de ti.

Y si la emoción es negativa, puedes llegar a sufrir mucho.

Porque te conviertes en tu emoción.

Por eso es importante recordar: ¿QUIÉN está sintiendo?

Esta pregunta te permitirá despegarte de la emoción que te tenga aprisionada y te llevará al observador.

No dejes que los otros te limiten

En el Guerrero Pacífico, cuando el personaje principal habla con su entrenador y le pide poder competir en la final, éste le contesta que “los médicos le han dicho que nunca podrá volver a competir”.

El entrenador le está dando TODO el poder a lo que han dicho unos médicos. Y esto es lo que a veces tú también haces.

Alguien te dice que no puedes, que no lo vas a lograr, que eso es imposible…y simplemente lo aceptas y te lo crees.

¿Y sabes qué pasa?

Que puede que tengan razón, pero puede que no.

Concédete el beneficio de la duda.

Y lucha por lo que quieres.

Las emociones son naturales

abuso-sexual-en-la-infancia

Este es otro momento de la película que me encanta, pues este mensaje lo he dicho yo a mis clientes miles de veces.

Aquello que sientes está bien, no hay de qué avergonzarse ni reprimirlo.

Porque cuanta más fuerza haces contra algo que es natural, más lo reprimes y al final, acabará explotando por algún lado.

Así que, relájate y acepta aquello que sientes.  Ábrete a ello y deja que fluya.

Verás que si lo haces así, esa emoción pasará y no se quedará pegada a tu cuerpo.

Todo tiene un propósito

Cuando algo negativo o doloroso te sucede es muy difícil comprender que aquello tiene un propósito.

De hecho, es posible que incluso el propósito puedas entenderlo al cabo de unos años.

Pero, si aceptas que todo tiene un propósito o una lección aunque AHORA no puedas verla o comprenderlo, podrás dejar de sufrir.

Porque te abrirás a aquello que sucede y aceptarás el dolor, si lo hay.

El dolor pasará y el sufrimiento desaparecerá.

Nunca serás mejor ni peor que nadie

comparison

Esta frase me gusta mucho, porque aunque es fácil de decir es difícil de SENTIR.

¿Cuántas veces te comparas con los demás?

Es fácil caer en esa trampa.

Porque es algo que “la mayoría” hace sin darle importancia.

Y la verdad es que tiene mucha.

Está bien mirar a otros para inspirarse, para seguir sus pasos, pero NO para compararse.

Porque si te comparas con ellos, siempre sentirás que te falta o te sobra algo.

La única comparación aceptable es la que haces contigo misma.

Utilizara la comparación para ver tus progresos, para valorar tu madurez, lo que vas avanzando en la vida, lo que vas aprendiendo y felicitate por ello.

Esa es una función positiva de la comparación.

Desecha el resto de comparaciones para evitar dañar tu autoestima.

Sé consciente de tus elecciones y responsable de tus acciones

En el Guerrero Pacífico también nos dice que el problema es el hábito.

Cosa con la que estoy de acuerdo, aunque yo añadiría los hábitos inconscientes.

Un hábito inconsciente puede ser, por ejemplo, una manera negativa de pensar.

Un pensamiento negativo se repitió durante un tiempo y, al final, se convirtió en un hábito.

Pero como es un hábito automático no eres consciente de que lo estás eligiendo.

Por eso, si consigues ser consciente de tus elecciones, tendrás la posibilidad de:

  • cambiarlas si no te gustan
  • hacerte responsable de ellas si continúas eligiéndolas.

Está claro que no puedes cambiar todo lo que quieres, pero el cambio de actitud siempre está en tus manos.

Te pongo un ejemplo:

Imagínate que un día empezaste a quejarte de lo que no te gustaba.  En ese momento, elegías quejarte en vez de hacer algo para cambiar lo que no te gustaba o cambiar tu actitud si realmente no podías hacer nada al respecto.

Al cabo de un tiempo, se te olvida que elegiste quejarte y esta queja se convierte en un hábito.

Ahora ya te quejas automáticamente e incluso se te olvida que podrías elegir otra cosa.

Pero por muchos años que lleves quejándote, siempre puedes elegir hacer algo diferente.

No lo olvides, elige algo distinto ahora.

No des por supuesto todo lo que puedes hacer

Porque lo que puedes hacer hoy, quizá no lo puedas hacer mañana.

Y también lo que tienes hoy, puede que no lo tengas mañana.

Por eso, agradecer es la clave.

Y es fácil olvidarse.

Agradecer lo que tienes y lo que puedes hacer es la manera de darle valor.

No des esas cosas por sentadas, porque no sabes cuanto tiempo van a estar en tu vida.

Agradece que HOY sí están o sí puedes hacerlas.

Un guerrero no se rinde ante lo que le apasiona, encuentra el amor en lo que hace

  • ¿Cuál es tu pasión?
  • ¿Qué es aquello con lo que disfrutas?
  • ¿Qué es lo que hace que se te pasen las horas y ni te enteres?

Eso, sea lo que sea para ti, es importante no perderlo de vista.

Por muchas dificultades u obstáculos que la vida te ponga, haz aquello que amas.

La vida es elegir

choose

Puedes elegir ser una víctima o aquello que elijas“, le dice Nick Nolte al personaje.

  • ¿Qué eliges tú?
  • ¿Te pasas los días quejándote de todo lo que no te gusta de tu vida o te focalizas en conseguir aquello que te propones?

Porque esa es una elección.

¿Cuál eliges para ti?

Un guerrero actúa, sólo un tonto reacciona

Para mí existe una gran diferencia entre actuar y reaccionar.

La reacción no viene acompañada de una elección.

El que reacciona está totalmente abandonado a su suerte, es decir, considera que no tiene ninguna posibilidad de cambiar nada de su vida ni de sí mismo, y va reaccionando a los acontecimientos que le suceden.

Pero el que actúa, elige.

Elige hacer lo que quiere, tratando de sortear los obstáculos que la vida le pueda poner delante.

¿Ves la diferencia?

¿Tú actúas o reaccionas?

La felicidad depende de ti, no de lo externo

Hay un momento en el que el protagonista dice “seré feliz cuando consiga lo que quiero” que, en su caso, es ganar la medalla de oro.

Pero fíjate, está poniendo la posibilidad de ser feliz en algo que es totalmente externo a él.

Lo que significa que, si no la consigue, nunca podrá ser feliz.

En el Guerrero Pacífico, Nick intenta demostrarle que no importa lo que consiga, que lo que importa es él.

La felicidad está en tu interior.

La felicidad no está en la meta sino en el camino

Un ejemplo muy gráfico es cuando le dice que le va a llevar a ver algo.

Durante 3 horas disfrutan de un bonito paseo, están tranquilos, ríen, hablan…pero el protagonista está tan expectante por el final o por ver “aquello” que le va a enseñar que, cuando llegan al lugar y Nolte le dice que le quería enseñar la piedra, el protagonista se enfada, porque no era eso lo que él esperaba.

Si estás esperando a conseguir lo que quieres o a alcanzar tu meta u objetivo para ser feliz, puede que nunca lo consigas.

La felicidad está en ti en este preciso momento, pues este momento es lo único que existe.

Así que disfruta de tu camino, independientemente de si consigues o no tu meta.

 

De verdad, que te recomiendo ver esta peli.  ¡A mí me ha encantado!

About author

Name:
Miriam Esquivel
Profession:
Psicóloga Coach
About me:
Graduada en Psicología. Máster en Terapia Breve Estratégica y Comunicación, Problem Solving y Coaching Estratégico. Formada en Psicoterapia Gestalt para adultos y niños y en Teatro Terapéutico. Con más de 10 años en Consulta Privada y 7 años realizando Talleres para adultos, adolescentes y niños.

2 comments:

  1. David García Alcaraz

    hOLA MIRIAM.

    mE HA GUSTADO MUCHO ESTE ARTÍCULO PORQUE LA PELÍCULA DEL gUERRERO PACÍFICO LA TOMO COMO REFERENCIA PARA QUE ALGUNOS DE MIS CLIENTES SE SUPEREN A SÍ MISMOS. rEALMENTE ESTÁ LLENA DE MENSAJES PARA EL CRECIMIENTO PERSONAL Y NO ES UNA PELÍCULA PARA VERLA Y DEJARLA APARTADA; ES IDEAL PARA VOLVERLA A VER DE VEZ EN CUANDO Y EXTRAER EL MENSAJE QUE SE NECESITE EN EL MOMENTO QUE ESTEMOS ATRAVESANDO.

    mUY ÚTIL TU RESEÑA Y CON TU PERMISO LO VOY A COMPARTIR POR MIS REDES SOCIALES.

    uN ABRAZO

    Reply
    1. Miriam Esquivel

      Claro David. Me alegro de que te haya gustado el artículo y encantada de que lo compartas. Un abrazo.

      Reply

Leave a Comment

6 + 2 =